El pasado día 12 de mayo entraba en vigor el nuevo Real Decreto-ley 8/2019 de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral, es decir, el Decreto por el cual se obliga a empleadores y empleados a llevar un minucioso control del horarios de todos los miembros de la empresa. Y es entonces que surgen las dudas y no solo en lo referente a cómo se ha de llevar dicho registro horario correctamente sin que suponga un coste extra a la compañía, sino más bien las dudas giran entorno a si la obligación de fichar en el trabajo para llevar un registro de las horas no se contrapone a la tendencia al alza que demanda el talento, la flexibilidad laboral. 

Fichar en el trabajo vs. flexibilidad laboral

Son muchas las empresas a día de hoy que tratan de acabar con los efectos negativos que tiene la ‘obligación’ de trabajar siempre de forma presencial en la oficina, ¿cómo? Pues ofreciendo horarios más flexibles, mediante la posibilidad de trabajar desde casa uno o varios días a la semana y con facilidades para aquellos trabajadores que tienen hijos como, por ejemplo, apostando por un servicio de guardería en la misma empresa. ¿Por qué cada vez más organizaciones implementan estas y otras medidas? Son dos las razones principales: atraer y retener el talento a la empresa y lograr una mayor productividad en todos los departamentos.

Algo que, sin embargo, parece chocar con la reciente Ley que obliga a todas la empresas a llevar un registro de horario de la jornada de cada empleado. Y es que, desde hace unos días y tras la publicación en el BOE de este Decreto-ley, las compañías tienen que seguir un meticuloso registro de las horas trabajadas por cada uno de los miembros que forma parte de la empresa, ¿cómo hacerlo? Fichar en el trabajo es la respuesta. El objetivo principal que se quiere conseguir con este nuevo método es el de eliminar la precariedad laboral. Según los datos que da a conocer la Encuesta de Población Activa (EPA), 797.000 trabajadores españoles realizan horas extra en sus trabajos y el 48% de ellos declaran no cobrarlas.

Una vez vista la Ley vienen las cuestiones, ¿cómo se va a tener en cuenta la conciliación laboral y familiar, la opción del teletrabajo y la flexibilidad horaria? Elementos clave que demanda el talento a día de hoy.

Cuáles son las ventajas de llevar un registro horario en la empresa

Detallemos ahora las principales ventajas de controlar los horarios de los trabajadores:

  • Se reduce el absentismo laboral.
  • Puede llegar a evitarse en gran medida la precariedad laboral.
  • Optimiza la organización empresarial así como una mayor planificación.
  • La empresa puede tener al detalle el número de horas que trabajado cada empleado.
  • Se controla las horas extras.

Los inconvenientes del control de horario

Si hablamos de los inconvenientes de que la empresa tenga que controlar el horario de todos y cada uno de sus empleados hablamos de…

  • El trabajador puede ver esto como un sistema de control abusivo.
  • A su vez, se puede percibir como una falta de confianza.
  • La motivación se reduce y el estrés aparece por el hecho de tener que llegar a fichar a tiempo.

Entonces, ¿tener que fichar en el trabajo es un impedimento para la flexibilidad que demanda el talento? ¿O en verdad aporta muchas ventajas para la empresa y los empleados? Juzguen ustedes mismos.

En Sarubu ayudamos a los departamentos de Recursos Humanos, Marketing y Operaciones e Innovación a alcanzar sus objetivos con soluciones tecnológicas de alto rendimiento. Si tú también quieres esto para tu empresa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros hoy mismo.